martes, 23 de diciembre de 2014

Un regalo de la Tertulia Literaria de la Prisión Araba


La semana pasada tuvimos la última Tertulia Literaria del trimestre en la Prisión Araba. Era el momento de felicitarnos la Navidad -que no es un tiempo venturoso para las personas privadas de libertad- y desearnos todos los parabienes típicos de estas fechas. Ya íbamos a empezar, cuando van y me dicen que tienen un regalo para mí. Y allá que aparece un envoltorio con una cinta que lo acota y una flor que lo adorna y en cuyo corazón aparece manuscrita una preciosa frase: "Zorionak eta urte berri on" (Felicidades y feliz año nuevo). Todo artesanal, todo hecho a mano, que en la cárcel no hay grandes superficies, ni tiendas chinas.

Al verlo me quedo totalmente conmocionado. Hay quien comenta: "Si se ha emocionado". ¡Claro! "Que lo abra, que lo abra", canta un coro. Observo en sus caras cierta picardía que se manifiesta en unas sonrisas mal disimuladas. "¿Qué habrá adentro?", me pregunto. Sin más dilación me pongo a la tarea de descubrir el tesoro que se esconde tras los envoltorios. Salvo el lazo, que guardo para la posteridad, y ya sin cuidado, rasgo papeles y cintas. Poco a poco, como si fuera un acto creativo, va tomando forma entre mis manos un voluminoso libro cuyo título reza de esta guisa: "IGNACIO DE LOYOLA, MAGISTER ARTIUM EN PARIS 1528-1535", escrito por Julio Caro Baroja y Antonio Beristain. En ese momento estallan las risas y se descubre que aquello forma parte de una pequeña broma que me hacen dado el fervor con el que suelo hablar de la Orden Ignaciana. Pero yo sigo emocionado. Sigo viendo un regalo de unas personas muy queridas para mi -de las que están ahora y de las que han estado- y de las que tanto he aprendido durante los últimos quince años. Continuo palpando que detrás de esa broma hay cariño, mucho cariño; que no es nada fácil pertrechar un regalo desde la cárcel. Y ya, cuando vuelvo la página y veo la dedicatoria general y las firmas que la acompañan, tengo que hacer un esfuerzo para permanecer anclado a este mundo, ya que siento una infinita levedad, totalmente soportable, que me lleva a volar de felicidad. Así reza esa dedicatoria: "A nuestro Papa Negro de las Tertulias literarias". Y luego vienen las particulares: "Inolvidable"; "Maitasuna, fedea ta esperantza"; "Con todo el cariño merecido"; "Con mucho cariño y to el calor de mi tierra"; "Desde el contenedor de residuos con todo el cariño". Me quedo sin palabras: sobran. GRACIAS, ESKERRIK ASKO, de corazón, bihotzez.


Eso sí, la tarea es la tarea. Así que nos ponemos a realizar la tertulia. Este curso hemos leído "La casa de Bernarda Alba", de García Lorca y ahora estamos metidos en harina con "La peste" de Camus. La tertulia es tan rica como siempre. Las opiniones variadas y dispares. Desde quienes vemos una alegoría en el texto a quienes, por razón de su experiencia marinera y otras hierbas, critican la inverosimilitud de algunos pasajes: léase lo de la cuarentena de los barcos en el puerto de Orán a causa de la epidemia. Y es que en esta tertulia hay mucho nivel. Lo que sí llega al fondo existencial es la situación que nos plantea Camus sobre la vivencia que las gentes de Orán hacen de la peste. El autor la caracteriza de exilio y prisión. Dos cuestiones de las que las personas privadas de libertad nos pueden hablar -y hablan- largamente. Como veis, es todo un privilegio el poder compartir palabras con estas personas.

Cuentos para niños malos. Santiago Roncagliolo

El férreo control de contenidos editoriales infantiles no protege a los niños, sino a los padres. Tenemos miedo de las preguntas incómodas. Nos asusta ser incapaces de explicar por qué esos padres abandonan a sus hijos o esas madrastras son malas (aunque durante siglos ha bastado la frase “porque es un cuento, hijo”). En suma, tenemos miedo de hablar con nuestros propios hijos. Pero precisamente para eso se hacen los libros: para pensar, imaginar y discutir.
Si eliminamos de los libros todo lo que nos parezca inapropiado, no salvaremos a nuestros hijos de las malas ideas. Al contrario, los volveremos incapaces de reconocerlas. Lo que sí lograremos es que los chicos abandonen la lectura y se entreguen a la PlayStation, donde pueden matar a un montón de gente sin que nadie se queje. CONTINUAR LEYENDO
Fuente: elpais.com

Por primera vez una mujer presidirá la Academia Sueca

Es histórico: por primera vez en 200 años, la Academia Sueca, que concede el Premios Nobel de Literatura, será liderada por una mujer. El historiador Peter Englund (1957), actual secretario permanente del comité, anunció que dejaría el cargo en mayo de 2015, tras seis años, y que sería reemplazado por la profesora Sara Danius.
Académica de Estética en la Universidad de Estocolmo, Sara Danius fue elegida el año pasado para integrar el organismo de 18 miembros, creado en 1786 por el rey Gustavo III. Los académicos son vitalicios.
“El 31 de mayo de 2015 dejaré mi puesto”, anunció Peter Englund el sábado, en su discurso en la sesión final de la academia de este año y afirmó que Danius es una elección “excelente”.
El secretario permanente funciona como vocero de la academia y hace el anuncio anual del ganador del Premio Nobel de Literatura.
Nacida en 1962, master en Teoría Crítica de la Universidad de Nottingham y doctorada en la Universidad de Duke, Sara Daniel ha ejercido la crítica literaria en prensa y ha publicado libros sobre Marcel Proust , Gustave Flaubert y James Joyce.
“Estoy convencido de que hará su trabajo mejor que yo”, subrayó Peter Englund, en declaraciones la radio de su país. Según la prensa, Sara Danius no participó de la ceremonia, pues se encuentra en tratamiento contra el cáncer.
Fuente: latercera.com

lunes, 22 de diciembre de 2014

UNA CASA DE PALABRAS. En torno a los cuentos maravillosos. Gustavo Martín Garzo

Los cuentos de hadas nos permiten asomarnos al corazón de los niños y descubrir sus deseos, esperanzas y temores. Para ellos son la prueba de que siempre estaremos ahí, de que nunca les abandonaremos

La noche es la oscuridad, la amenaza, un mundo no controlado por la razón, y todos los niños la temen. Llega la hora de acostarse y, a causa de ese temor, no quieren quedarse solos en sus camas. Es el momento de los cuentos, que son un procedimiento retardatorio. Quédate un poco más, es lo que dicen los niños a los adultos cuando les piden un cuento. Y el adulto, que comprende sus temores, empieza a contárselo para tranquilizarles. Muchas veces improvisa ese cuento sobre la marcha, pero otras recurre a historias que ha escuchado o leído hace tiempo, tal vez las mismas que le contaron de niño los adultos que se ocupaban de él. En esas historias todo es posible, que los objetos vivan, que hablen los animales, que los niños tengan poderes que desafían la razón: el poder de volar o de volverse invisibles, el poder de conocer palabras que abren las montañas, el poder de burlar a gigantes y brujas y de ver el oro que brilla en la oscuridad de la noche. Lo maravilloso hace del mundo una casa encantada, tiene que ver con el anhelo de felicidad. El adulto quiere que el niño que ama sea feliz y ese deseo le lleva a contarle historias que le dicen que es posible encontrar en el mundo un lugar sin miedo. Son historias que proceden de la noche de los tiempos. Han pasado de unas generaciones a otras, y se mantienen tan sugerentes y nuevas como el día en que fueron contadas por primera vez. El que narra, escribe Walter Benjamin, posee enseñanzas para el que escucha. La enseñanza de La Bella y la Bestia es que hay que amar las cosas para que se vuelvan amables; la de La Bella durmiente que en cada uno de nosotros hay una vida dormida que espera despertar alguna vez; la de La Cenicienta, que lo que amamos es tan frágil como un zapatito de cristal, y la de Hansel y Gretel que hay que tener cuidado con los que nos prometen el paraíso, con frecuencia esas promesas son una trampa donde se oculta la muerte. Peter Pan nos dice que la infancia es una isla a la que no cabe volver; Pinocho,que no es fácil ser un niño de verdad; La Sirenita que no siempre tenemos alma y que, cuando esto ocurre, se suele sufrir; y Alicia en el País de las Maravillas, que la vida está llena de repuestas a preguntas que todavía no nos hemos hecho. CONTINUAR LEYENDO
Fuente: elpais.com

viernes, 19 de diciembre de 2014

The Concept of Language (Noam Chomsky)

El muñeco de nieve de Raymond Briggs

I remember that winter because it had brought the heaviest snows I had ever seen. 
Snow had fallen steadily all night long and in the morning 
I woke in a room filled with light and silence, 
the whole world seemed to be held in a dream-like stillness. 
It was a magical day... and it was on that day I made the Snowman.

Raymond Briggs


En 1978 el genial escritor e ilustrador Raymond Briggs creó una historia llena de ternura y encanto sin tan solo una palabra: The Snowman. Un libro en el que las ilustraciones creadas con lápices de colores, de una fuerza expresiva y viveza digna de mención, nos conducen a través de un delicioso relato en donde un niño vive una mágica aventura con el muñeco de nieve que ha creado. CONTINUAR LEYENDO

ARTE PARA NIÑOS Y NIÑAS: Henri Matisse o como dibujar con tijeras

Los últimos años de la vida de Henri Matisse -pintor francés reconocido como una de las figuras centrales del arte moderno- fueron especialmente duros. Separado, con su mujer y su hija arrestadas por la Gestapo acusadas de formar parte de la Resistencia francesa y convaleciente de una grave enfermedad que hizo temer por su vida y que le tuvo postrado en la cama durante meses, sin fuerzas físicas para poder pintar. Aunque esto último no es del todo cierto, porque Matisse aprendió a pintar de otra manera. En estos últimos años sus utensilios de trabajo dejaron de ser el lienzo, el caballete y los pinceles. Los sustituyó por algo que hay en la mesa de cualquier niño: tijeras, papel y pegamento y con ellos se embarcó en uno de sus proyectos más vitalistas y personales. CONTINUAR LEYENDO
Fuente: Cuentos de boca

jueves, 18 de diciembre de 2014

"Algo muy grave va a suceder en este pueblo", un cuento de Gabriel García Márquez

Mª Pía Faya, Jefa de Estudios de la CdA del Colegio Público Santa Teresa Doctora de Linares (Jaén), y alma de las Tertulias Literarias Dialógicas en dicho centro, me escribió ayer un correo en el que me contaba una tertulia realizada entre alumnado de su centro y personas mayores, una Tertulia Intergeneracional, con el cuento de Gabriel García Márquez: "Algo muy grave va a suceder en este pueblo".
Aquí os dejo el correo que me mandó y, más abajo, el inicio del cuento con el enlace para leerlo y descargarlo.
"También ayer fue un día muy bueno para mi. Tuvimos una tertulia en el Centro de Participación Activa de las Personas Mayores y fue de libro. No te imaginas cómo estuvieron TODOS, mayores y menores. El relato: Algo muy grave va a suceder en este pueblo, y salieron temas como:-Lo fácil que es transmitir el miedo - Me gusta comenzar positivamente - Intereses comerciales - Valor de la familia - Refranes preciosos relacionados con el tema - El rumor y la sabiduría - Siempre hay que buscar información -La labor del maestro - Nos manejan y nos dejamos manejar - Rectificar es de sabios - Desechar los pensamientos negativos...Por no cansarte más, un rosario de perlas. Y además con público, porque el día anterior me llama Paco -Asesor de CdA del Centro de Profesores de Linares (CEP)- para ir al cole con los asesores de los CEP de Jaén, Úbeda, Cazorla, Linares...para vernos en una sesión de apadrinamiento lector, y al decirle que teníamos ya la TLD programada a esa hora me pregunta si podían venir y se presentaron allí. Creo que les gustó mucho porque después de terminar nadie quería irse. Fue emocionante."
¡¡¡GRACIAS Mª PÍA!!!
CUENTO: Algo muy grave va a suceder en este pueblo (Gabriel García Márquez)

"Imagínese usted un pueblo muy pequeño donde hay una señora vieja que tiene dos hijos, uno de 17 y una hija de 14. Está sirviéndoles el desayuno y tiene una expresión de preocupación. Los hijos le preguntan qué le pasa y ella les responde:

-No sé, pero he amanecido con el presentimiento de que algo muy grave va a sucederle a este pueblo.

Ellos se ríen de la madre. Dicen que esos son presentimientos de vieja, cosas que pasan. El hijo se va a jugar al billar, y en el momento en que va a tirar una carambola sencillísima, el otro jugador le dice:

-Te apuesto un peso a que no la haces.

Todos se ríen. Él se ríe. Tira la carambola y no la hace. Paga su peso y todos le preguntan qué pasó, si era una carambola sencilla. Contesta:

-Es cierto, pero me ha quedado la preocupación de una cosa que me dijo mi madre esta mañana sobre algo grave que va a suceder a este pueblo".
SEGUIR LEYENDO

miércoles, 17 de diciembre de 2014

La Chucha, un cuento de Emilia Pardo Bazán

(Cárcel de mujeres a principios del siglo XX)
El REALISMO, y más aún el NATURALISMO, intentan representar la 'realidad' de manera fiel. Por ello, no eluden la fealdad, ni lo triste, ni la pobreza, ni lo desagradable. Buen ejemplo de ello es el cuento que vamos a leer, y con el que vamos a dialogar, esta semana. Se llama "LA CHUCHA". Con él, doña EMILIA PARDO BAZÁN presenta la dureza de la cárcel, la aparición en ella de sentimientos como la honestidad o el amor y ... (¡hay que leerlo!).  Cogido del Blog de Alfredo Márquez.


"Lo primerito que José San Juan -conocido por el Carpintero- hizo al salir de la penitenciaría de Alcalá, fue presentarse en el despacho del director.

Era José un mocetón de bravía cabeza, con la cara gris mate, color de seis años de encierro, en los cuales sólo había visto la luz del sol dorando los aleros de los tejados. La blusa nueva no se amoldaba a su cuerpo, habituado al chaquetón del presidio; andaba torpemente, y la gorra flamante, que torturaba con las manos, parecía causarle extrañeza, acostumbrado como estaba al antipático birrete.

-Venía a despedirme del señor director -dijo humildemente al entrar.

-Bien, hombre; se agradece la atención -contestó el funcionario-. Ahora, a ser bueno, a ser honrado, a trabajar. Eres de los menos malos; te has visto aquí por un arrebato, por delito de sangre, y sólo con que recuerdes estos seis años, procurarás no volver... Que te vaya bien. ¿Quieres algo de mí?

-¡Si usted fuera tan amable, señor director...; si usted quisiera...

Animado por la benévola sonrisa del jefe, soltó su pretensión.

-Deseo ver a una reclusa.

-Es tu «chucha», ¿verdad?... Bueno; la verás."  CONTINUAR LEYENDO

LA CASA DE TOMASA: Cuentos de escaparate. Navidad 2014

Cuentos de escaparate. Navidad 2014

Como el año pasado "La casa de Tomasa" ha elaborado una lista de cuentos para pedir a los Reyes Magos o Papá Noel. La presentaron el sábado 13 de diciembre en el Ateneo y la han enviado a las librerías. Y ahora empiezan las galas, mañana jueves en laBiblioteca del CEIP Bretón de los Herreros (de 16.30 a 17.30 por si alguien anda cerca y quiere pasarse); y el 31 de diciembre (13.30) en la Cadena Ser de La Rioja con niños, niñas y adolescentes en directo. ¡Podéis llamar y ganar un cuento muy especial!

Aquí dejan el díptico con los títulos y los argumentos por los que los hemos elegido. ¡Pasa la lista! Cuentos de escaparate. Navidad 2014.

Y os invitan a consultar el Babelia del diario El País, que un año más les ha pedido que elijan cinco cuentos por cada tramo de edad, quince en total. Les ha hecho mucha ilusión salir en la edición en papel. ¡Esperan vuestros comentarios y sugerencias! Contadnos cuál pensais regalar, etc. ¡Besos!

martes, 16 de diciembre de 2014

FELICITACIÓN DE NAVIDAD


..."Ojalá alguna noche tu cometa roce mi órbita, y mi cielo se ilumine con el trazo de tu corazón en mis estrellas".

Hola amigos y amigas:

Nuevamente se acerca Navidad y con ella el final y el comienzo de un año. Y con esto llega esa reflexión compartida que pretende tener cara de felicitación navideña, y que en esta ocasión trata de centrarse en el AMOR.

Hace tiempo que al binomio CIENCIA-ILUSIÓN, considerado como elemento clave de la intervención educativa, consagrado a partir de las palabras de Paulo Freire: “La educación necesita tanto de formación técnica, científica y profesional como de sueños y utopía“, añadí el AMOR. Entendía que para que la educación alcanzase su dimensión transformadora el binomio se habría de convertir en una tríada compuesta por CIENCIA-ILUSIÓN-AMOR. Este añadido se basa en mi creencia de que el amor ha de contaminarlo todo, dado que es el elemento clave para la problematización del mundo. Así pues, entiendo que es el amor el que nos posibilita leer el mundo, para luego, siguiendo a Freire, leer la palabra y transformarlo.

No me cabe duda de que problematizar el mundo es problematizar, entre otras cosas, la CIENCIA. Ésta, al no ser neutral, al hacerse siempre a favor o en contra de alguien, necesita teñirse de amor para que así, al construirse en favor de la justicia, la libertad y la fraternidad, adquiera una auténtica dimensión humana y humanizante. Hagamos, pues, Ciencia, pero hagámosla con amor.

Por otra parte, la ILUSIÓN tampoco puede escaparse de ese barniz, de ese componente amoroso. En ese problematizar el mundo, también hemos de hacerlo con las ilusiones. ¿Qué me ilusiona? ¿A favor y en contra de quién me posiciona? ¿En qué se convierte una ilusión sin amor? Me aterra pensar en las ideologías que han provocado y provocan que muchas personas hayan ido y vayan ilusionadas a destruir y a violentar a otras. Me espanta la ilusión del tener frente a la del ser, así como asusta la del atesorar frente a la del compartir.

¿Y del AMOR? ¿También habrá que problematizarlo? Yo diría que en este caso, más que problematizarlo, hay que dejar de adjetivarlo, es decir, que hora es de hablar de un AMOR SIN ADJETIVOS. Dejemos a un lado los calificativos, determinativos, posesivos y superlativos. El amor adjetivado acaba descalificándose. Se habla del amor romántico, del amor ideal, del amor... Pero el amor es sólo amor, y nada más. ¿O es que puede haber un amor que deshumanice, que esclavice, que no respete, que cosifique, que utilice, que posea, que no libere, que no pacifique, que haga daño, que no comprenda, que no empatice, que no abrace, que no perdone, que no se arrepienta, que no llore, que no ría, que no sienta, que no comparta, que no transforme, que...?

Y es por eso por lo que mi felicitación navideña, además de urgir a la incorporación del amor a la ciencia y a la ilusión en la intervención educativa, vaya contaminada de profundos deseos de que vivamos y construyamos un AMOR SIN ADJETIVOS como camino para conseguir la auténtica vocación humana que, a mi entender, no es otra que la felicidad.

Un fuerte, cálido, tierno y amoroso abrazo a todas y a todos.

Miguel

POSDATA: Como no podía ser de otra forma, os dejo un poema de Amado Nervo en el que expresa mucho mejor que este pobrecito hablador su idea del amor.


"LLÉNALO DE AMOR"


Siempre que haya un hueco en tu vida llénalo de amor. 

Adolescente, joven, viejo: siempre que haya un hueco en tu vida llénalo de amor. 

En cuanto sepas que tienes delante de ti un tiempo baldío, ve a buscar el amor. 

No pienses: “sufriré”. 

No pienses: “me engañarán”. 

No pienses: “dudaré”. 

Ve, simplemente, diáfanamente, regocijadamente, en busca del amor. 

¿Qué índole de amor? No importa: todo amor esta lleno de excelencia y de nobleza. 

Ama como puedas, ama a quien puedas, ama todo lo que puedas... pero ama siempre. 

No te preocupes de la finalidad de tu amor. 

El amor lleva en si mismo su finalidad. 

No te juzgues incompleto porque no se responden a tus ternuras: el amor lleva en si su propia 

plenitud. 

Siempre que haya un hueco en tu vida, llénalo de amor.

Clarice Lispector. "Ya escondí un amor con miedo a perderlo..."

Ya escondí un amor con miedo de perderlo, ya perdí un amor por esconderlo.
Ya estuve en manos de alguien por miedo, ya tuve tanto miedo al punto de ni sentir mis manos.
Ya expulsé de mi vida a personas que amaba, ya me arrepentí por eso.
Ya pasé noches llorando hasta caer de sueño, ya me fui a dormirme tan feliz al punto de ni conseguir cerrar los ojos.
Ya creí en amores perfectos, ya descubrí que no existen.
Ya amé a personas que me decepcionaron, ya decepcioné a personas que me amaron.
Ya pasé horas frente al espejo intentando descubrir quien soy, ya tuve tanta certeza de mí al punto de querer desaparecer.
Ya mentí y me arrepentí después, ya dije la verdad y también me arrepentí.
Ya fingí no dar importancia a las personas que amaba, para mas tarde llorar silenciosa en mi canto.
Ya sonreí llorando lagrimas de tristeza, ya lloré de tanto reír
Ya creí en personas que no valían la pena, ya dejé de creer en las que realmente valían.
Ya tuve crisis de risa cuando no podía, ya quebré platos, copas y vasos de rabia.
Ya eché de menos a alguien pero nunca se lo dije.
Ya grité cuando debía callar, ya callé cuando debía gritar
Muchas veces dejé de decir lo que siento para agradar a unos, otras veces dije lo que no pensaba para lastimar a otros.
Ya fingí ser lo que no soy para agradar a unos, ya fingí ser lo que no soy para desagradar a otros.
Ya conté chistes y más chistes sin gracia solo para ver a un amigo feliz.
Ya inventé historias con final feliz para dar esperanza a quien lo necesitaba.
Ya soñé demasiado, al punto de confundir con la realidad
Ya tuve miedo de la obscuridad, hoy en la obscuridad "me encuentro, me agacho, me quedo ahí"
Ya caí innumerables veces pensando que no me iba a levantar, ya me levanté innumerables veces pensando que no caería más.
Ya llamé a quien no quería solo para no llamar a quien realmente quería.
Ya corrí tras un carro, porque se llevaba a quien yo amaba.
Ya llamé a mi madre en el miedo de la noche huyendo de una pesadilla, mas ella no apareció y la pesadilla fué aún mayor.
Ya llamé "amigo" a personas cercanas y descubrí que no lo eran, algunas personas nunca necesité llamarles nada y siempre fueron y serán especiales para mí.
No me den formulas exactas, porque no espero acertar siempre.
No me muestren lo que esperan de mí, porque voy a seguir mi corazón.
No me hagan ser lo que no soy, no me inviten a ser igual, porque sinceramente soy diferente.
No sé amar a medias, no sé vivir de mentiras, no sé volar con los pies en la tierra.
Soy siempre yo misma, mas ciertamente no seré la misma para SIEMPRE!
Gusto de los venenos más lentos, de las bebidas más amargas,
de las drogas más poderosas, de las ideas más locas,
de los pensamientos más complejos, de los sentimientos más fuertes
Tengo un apetito voraz y los delirios más locos.
Me puedes hasta empujar de un acantilado que yo voy a decir:
- ¿Y qué? ¡AMO VOLAR!

domingo, 14 de diciembre de 2014

EL NIÑO AL QUE SE LE MURIÓ EL AMIGO. Un cuento Ana María Matute (España, 1926)

Una mañana se levantó y fue a buscar al amigo, al otro lado de la valla. Pero el amigo no estaba, y, cuando volvió, le dijo la madre: “el amigo se murió. Niño, no pienses más en él y busca otros para jugar”. El niño se sentó en el qui­cio de la puerta, con la cara entre las manos y los codos en las rodillas. “Él volverá”, pensó. Porque no podía ser que allí estuviesen las canicas, el camión y la pistola de hoja­lata, y el reloj aquel que ya no andaba, y el amigo no vi­niese a buscarlos. Vino la noche, con una estrella muy grande, y el niño no quería entrar a cenar. “Entra, niño, que llega el frío”, dijo la madre. Pero, en lugar de entrar, el niño se levantó del quicio y se fue en busca del amigo, con las canicas, el camión, la pistola de hojalata y el reloj que no andaba. Al llegar a la cerca, la voz del amigo no le llamó, ni le oyó en el árbol, ni en el pozo. Pasó buscándole toda la noche. Y fue una larga noche casi blanca, que le llenó de polvo el traje y los zapatos. Cuando llegó el sol, el niño, que tenía sueño y sed, estiró los brazos, y pensó: “qué tontos y pequeños son esos juguetes. Y ese reloj que no anda, no sirve para nada”. Lo tiró todo al pozo, y volvió a la casa, con mucha hambre. La madre le abrió la puerta, y le dijo: “cuánto ha crecido este niño, Dios mío, cuánto ha crecido”. Y le compró un traje de hombre, porque el que llevaba le venía muy corto.

FIN

REVOLUCIÓN. Un cuento de Slawomir Mrozek (Polonia, 1930)

En mi habitación la cama estaba aquí, el armario allá y en medio la mesa.

Hasta que esto me aburrió. Puse entonces la cama allá y el armario aquí.

Durante un tiempo me sentí animado por la novedad. Pero el aburrimiento acabó por volver.

Llegué a la conclusión de que el origen del aburrimiento era la mesa, o mejor dicho, su situación central e inmutable.

Trasladé la mesa allá y la cama en medio. El resultado fue inconformista.

La novedad volvió a animarme, y mientras duró me conformé con la incomodidad inconformista que había causado. Pues sucedió que no podía dormir con la cara vuelta a la pared, lo que siempre había sido mi posición preferida.

Pero al cabo de cierto tiempo la novedad dejó de ser tal y no quedo más que la incomodidad. Así que puse la cama aquí y el armario en medio.

Esta vez el cambio fue radical. Ya que un armario en medio de una habitación es más que inconformista. Es vanguardista.

Pero al cabo de cierto tiempo… Ah, si no fuera por ese «cierto tiempo». Para ser breve, el armario en medio también dejó de parecerme algo nuevo y extraordinario.

Era necesario llevar a cabo una ruptura, tomar una decisión terminante. Si dentro de unos límites determinados no es posible ningún cambio verdadero, entonces hay que traspasar dichos límites. Cuando el inconformismo no es suficiente, cuando la vanguardia es ineficaz, hay que hacer una revolución.

Decidí dormir en el armario. Cualquiera que haya intentado dormir en un armario, de pie, sabrá que semejante incomodidad no permite dormir en absoluto, por no hablar de la hinchazón de pies y de los dolores de columna.

Sí, esa era la decisión correcta. Un éxito, una victoria total. Ya que esta vez «cierto tiempo» también se mostró impotente. Al cabo de cierto tiempo, pues, no sólo no llegué a acostumbrarme al cambio—es decir, el cambio seguía siendo un cambio—, sino que, al contrario, cada vez era más consciente de ese cambio, pues el dolor aumentaba a medida que pasaba el tiempo.

De modo que todo habría ido perfectamente a no ser por mi capacidad de resistencia física, que resultó tener sus límites. Una noche no aguanté más. Salí del armario y me metí en la cama.

Dormí tres días y tres noches de un tirón. Después puse el armario junto a la pared y la mesa en medio, porque el armario en medio me molestaba.

Ahora la cama está de nuevo aquí, el armario allá y la mesa en medio. Y cuando me consume el aburrimiento, recuerdo los tiempos en que fui revolucionario.

…………..

“Revolución” de S. Mrozek. Perteneciente a la obra La vida difícil

"EL DESPILFARRO DE LA EXPERIENCIA". Conferencia de Imanol Zubero en los III Encuentros Intergeneracionales Hartu Emanak celebrados en el campus de Leioa el 19 de noviembre de 2014

III Encuentros Intergeneracionales Hartu Emanak
“Las personas mayores transmisoras de experiencia y conocimiento”.




sábado, 13 de diciembre de 2014

CUENTOS DE NAVIDAD: El sastre de Gloucester de Beatrix Potter

En los tiempos de espadas, pelucas y abrigos llenas de bordados con solapas de flores, cuando los caballeros llevaban volantes y chalecos con encaje dorado de seda de Padua, había un sastre que vivía en Gloucester.

Se sentaba al lado de la ventana de su pequeño taller en Westgate Street, encima de la mesa con las piernas cruzadas, desde la mañana a la noche.

Durante todo el día, mientras duraba la luz cortaba y cosía el raso, el brocado y la lustrina; telas con nombres extraños y muy caras para su época. CONTINUAR LEYENDO
Fuente: Cuentos de boca

EL OTRO YO Mario Benedetti (Uruguay, 1920-2009) (Cuento)


Se trataba de un muchacho corriente: en los pantalones se le formaban rodilleras, leía historietas, hacía ruido cuando comía, se metía los dedos a la nariz, roncaba en la siesta, se llamaba Armando Corriente en todo menos en una cosa: tenía Otro Yo.

El Otro Yo usaba cierta poesía en la mirada, se enamoraba de las actrices, mentía cautelosamente, se emocionaba en los atardeceres. Al muchacho le preocupaba mucho su Otro Yo y le hacía sentirse incómodo frente a sus amigos. Por otra parte el Otro Yo era melancólico, y debido a ello, Armando no podía ser tan vulgar como era su deseo.

Una tarde Armando llegó cansado del trabajo, se quitó los zapatos, movió lentamente los dedos de los pies y encendió la radio. En la radio estaba Mozart, pero el muchacho se durmió. Cuando despertó el Otro Yo lloraba con desconsuelo. En el primer momento, el muchacho no supo que hacer, pero después se rehizo e insultó concienzudamente al Otro Yo. Este no dijo nada, pero a la mañana siguiente se había suicidado.

Al principio la muerte del Otro Yo fue un rudo golpe para el pobre Armando, pero enseguida pensó que ahora sí podría ser enteramente vulgar. Ese pensamiento lo reconfortó.

Sólo llevaba cinco días de luto, cuando salió la calle con el propósito de lucir su nueva y completa vulgaridad. Desde lejos vio que se acercaban sus amigos. Eso le llenó de felicidad e inmediatamente estalló en risotadas. Sin embargo, cuando pasaron junto a él, ellos no notaron su presencia. Para peor de males, el muchacho alcanzó a escuchar que comentaban: “Pobre Armando. Y pensar que parecía tan fuerte y saludable”.

El muchacho no tuvo más remedio que dejar de reír y, al mismo tiempo, sintió a la altura del esternón un ahogo que se parecía bastante a la nostalgia. Pero no pudo sentir auténtica melancolía, porque toda la melancolía se la había llevado el Otro Yo.

Biblioteca no apta para mayores. Por Virgnia Collera

Lectura se escribe con L de libertad. La mejor forma de estimular al niño: permitirle que elija libros que conecten con sus intereses. Y que los padres aporten el ejemplo de leer


"Leer es fundamentalmente un síntoma. De una imaginación saludable, de nuestro interés en este y otros mundos, de nuestra capacidad para estar callados e inmóviles, también para soñar despiertos”. Esta breve enumeración de Mark Haddon, autor de El curioso incidente del perro a medianoche, podría ser más larga, llenar las 202 líneas de este artículo. Porque, cuando se habla de lectura, todos los argumentos son a favor: leer diariamente por placer está asociado a un mejor rendimiento en el informe PISA —programa de la OCDE que evalúa las competencias en lectura, matemáticas y ciencia de alumnos a punto de terminar la etapa de enseñanza obligatoria—; en promedio, los lectores habituales tienen una puntuación superior a un año y medio de escolarización a los que no lo hacen, según un estudio publicado en 2011. CONTINUAR LEYENDO

Fuente: Babelia. El País

Relatos iniciales. Por Antonio Muñoz Molina

Mucho antes que el dominio del lenguaje se ha desarrollado esa herramienta fundamental de la literatura que es el deseo y la capacidad de ponerse en el lugar de otro

Igual que un feto parece atravesar aceleradamente en nueve meses toda la duración de la vida sobre la tierra, desde los primeros organismos unicelulares hasta el Homo sapiens, hacia los siete u ocho años un niño está completando el tránsito desde las culturas orales, el pensamiento mágico y los mitos, hasta la máxima sofisticación del razonamiento abstracto y la lectura. CONTINUAR LEYENDO

Fuente: cultura.elpais.com

Aula de música del colegio Txomin Aresti de Leioa (Bizkaia) / TXOMIN ARESTI ESKOLAKO MUSIKA GELA

Susana Abelairas-Etxebarria, profesora de música del Colegio Público Txomin Aresti de Leioa (Bizkaia), nos presenta a través de un vídeo los nuevos proyetos que han empezado en este primer trimestre:
  1. MUSIKATUZ: Taller de música para padres y madres / Gurasoentzako musika taillerra
  2. MUSIKA SOLADALDIAK / Tertulias musicales

viernes, 12 de diciembre de 2014

El miedo a las palabras: sobre el mercado y los temas tabú en la LIJ actual. Por Laura Giussani

Sol Diaz-1
Para empezar a desentrañar esta cuestión retomaré la voz de una de nuestras grandes escritoras, Graciela Montes. Hace ya unos años, la autora explicaba que la literatura pertenece al orden del arte, el arte hecho con palabras. Y que como las palabras, específicamente la lectura y la escritura, son cuestiones de la escuela, esto suele provocar un malentendido. Decía Montes: “Ambas se ocupan de las letras y, sin embargo, la literatura es sapo de otro pozo. No es una especie natural de la escuela, aunque sea bueno, y hasta extraordinariamente bueno que la escuela le haga un sitio. En el fondo, la literatura es una extraña, una forastera, una rara, nativa de otros campos. […] A la escuela la sorprende y la sobresalta la literatura, no sabe bien dónde ponerla, qué hacer con ella; a veces parece que la llevara en brazos como un paquete engorroso, trastabillando con él, dejándolo caer en cualquier sitio” (Montes 1997). ACCEDER AL ARTÍCULO
Fuente: Revista había una vez

CONCLUSIONES DEL PRIMER ENCUENTRO DE JÓVENES, FAMILIAS Y PROFESORADO CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO EN VALENCIA


cartell_val_vg

Las evidencias nos dicen que sí existe violencia entre las y los adolescentes y atracción hacia las personas violentas. Y que necesitamos saber que dice la ciencia y no los bulos que corren en ocasiones por modas u otros intereses que no siempre son la erradicación de la VdG y por mejorar nuestras vidas, la humanidad. Ya sabemos a día de hoy que acabar con esta violencia nos permitirá traer la libertad a nuestras vidas y tener un mundo mejor. SEGUIR LEYENDO

Revistas de Literatura Infantil y Juvenil




En el número 42 de la revista "El tempo de las mil puertas" podéis encontrar un interesante reportaje sobre "Revistas de Literatura Infantil y Juvenil" al que podéis acceder desde AQUÍ

ÁFRICA: CUESTIÓN DE VIDA, CUESTIÓN DEBIDA. Cuentos de África para descargar

Os presentamos una propuesta educativa editada con el objetivo de descubrir la realidad del continente africano por medio de cuentos y relatos. Se trata de una recopilación de cuentos africanos que busca visibilizar la situación del continene huyendo de estereotipos y visiones negativas alejadas de la realidad.

Este material ha sido elaborado por REDES, dentro del marco de la campaña "África, cuestión de vida, cuestión debida", a partir del proyecto "Palabras de África" elaborado por PROYDE y Fundación PROCLADE.

Como señala una de las guías, los cuentos africanos trasmiten enseñanzas y valores para la convivencia, la autoestima y la superación personal. Casi todos tienen varios personajes cuyos caminos se cruzan para resolver un dilema o un problema.

Se trata de un material elaborado tanto para la educación formal (Infantil, Primaria, Secundaria -ESO y Bachillerato-) como para educación informal (gurpos de jóvenes, de adultos...)

ARTE PARA NIÑOS Y NIÑAS: 20 libros geniales con los que introducir en el arte a los más pequeños.

Un material excelente para las Tertulias de Arte


Libros que acercan el arte a los niños de manera inteligente, atractiva y divertida, sin rebajar el nivel, simplemente adecuándolo a la edad del espectador. Libros que nos enseñan a mirar, a pensar, a afijar nuestra atención, que nos hacen partícipes, a través de juegos, de las historias que se esconden detrás de ellos. Libros quedespiertan nuestros sentidos y nos convierten en creadores, en espectadores activos, en lectores ávidos de historias... LEER MÁS
Fuente: Cuentos de boca

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Lectura compartida. Universidad de Deusto


La lectura compartida de libros infantiles ilustrados se refiere a la lectura en voz alta que hace un adulto en compañía de un niño, generalmente prelector.


Goikoetxea Iraola, E.; Martínez Pereña, N. (2015). Los beneficios de la lectura compartida de
libros: breve revisión. Educación XX1, 18(1), 303-324. doi: 10.5944/educXX1.18.1.12334

Diversidad sexual y literatura infantil y juvenil: una aproximación. Por Sergio Andricaín. Revista "Había una vez".

Paloma Corral-1
En este artículo quiero comentar algunos libros –unos para niños, otros para jóvenes– que, en distintas etapas históricas y con distintos tratamientos y premisas, han reflejado la cada vez más importante temática de la diversidad sexual. Algunos lo han hecho de forma alegórica; otros, sin ambages, con un tratamiento directo. Todos deberían ser conocidos, compartidos y comentados en hogares, salones de clase y bibliotecas. Los iré mencionando cronológicamente.(...)

Aunque la buena literatura infantil y juvenil no se concibe para cumplir una función educativa o formativa en el área de los valores, mientras más obras den cabida con seriedad, imaginación y rigor literario a la problemática de la diversidad sexual, más referentes tendrán los lectores para entender una realidad que afecta, de una u otra manera, la vida de todos y que no puede ocultarse.

Fuente: revistahabiaunavez.cl

Abuela Julieta, un cuento de Leopoldo Lugones

Cada vez más hundido en su misantropía, Emilio no conservaba ya más que una amistad: la de su tía la señora Olivia, vieja solterona como él, aunque veinte años mayor. Emilio tenía ya cincuenta años, lo cual quiere decir que la señora Olivia frisaba en los setenta. Ricos ambos, y un poco tímidos, no eran éstas las dos únicas condiciones que los asemejaban. Parecíanse también por sus gustos aristocráticos, por su amor a los libros de buena literatura y de viajes, por su concepto despreciativo del mundo, que era casi egoísta, por su melancolía, mutuamente oculta, sin que se supiese bien la razón, en la trivialidad chispeante de las conversaciones. Los martes y los jueves eran días de ajedrez en casa de la señora Olivia, y Emilio concurría asiduamente, desde hacía diez años, a esa tertulia familiar que nunca tuvo partícipes ni variantes. No era extraño que el sobrino comiese con la tía los domingos; y por esta y las anteriores causas desarrollose entre ellos una dulce amistad, ligeramente velada de irónica tristeza, que no excluía el respeto un tanto ceremonioso en él, ni la afabilidad un poco regañona en ella. Ambos hacían sin esfuerzo su papel de parientes en el grado y con los modos que a cada cual correspondían. Aunque habíanse referido todo cuanto les era de mutuo interés, conservaban, como gentes bien educadas, el secreto de su tristeza. Por lo demás, ya se sabe que todos los solterones son un poco tristes; y esto era lo que se decían también para sus adentros Emilio y la señora Olivia, cuando pensaban con el interés que se presume, ella en la misantropía de él, él en la melancolía de ella. Los matrimonios de almas, mucho más frecuentes de lo que se cree, no están consumados mientras el secreto de amargura que hay en cada uno de los consortes espirituales, y que es como quien dice el pudor de la tristeza, no se rinde al encanto confidencial de las intimidades. La señora Olivia y su sobrino encontrábanse en un caso análogo. Si aquella tristeza que se conocían, pero cuyo verdadero fundamento ignoraban, hubiéraseles revelado, habrían comprobado con asombro que ya no tenían nada que decirse. Reservábanla, sin embargo, por ese egoísmo de la amargura que es el rasgo característico de los superiores, y también porque les proporcionaba cierta inquietud, preciosa ante la perfecta amenaza de hastío que estaba en el fondo de sus días solitarios. Un poco de misterio impide la confianza, escollo brutal de las relaciones en que no hay amor. Así, por más que se tratara de dos viejos, la señora Olivia era siempre tía, y Emilio se conservaba perpetuamente sobrino. CONTINUAR LEYENDO

martes, 9 de diciembre de 2014

Los clásicos infantiles, esos inadaptados de siempre. Algunas cuestiones sobre la adaptación en la literatura infantil. Por Marcela Carranza

Podríamos definir a los clásicos infantiles como aquellos textos de los que todo el mundo tiene noticias, pero que casi nadie ha leído.

Si a un grupo de personas adultas de diversas edades se les pregunta si conocen al Pinocho, posiblemente dirán que sí; podrán incluso afirmar que la trama versa acerca de un muñeco que miente y que debido a eso le crece la nariz, un muñeco que luego de toda clase de aventuras, hacia el final del relato, es transformado por un hada en un niño de verdad. Ante la pregunta de si han leído el libro, la respuesta de la mayoría volverá a ser afirmativa, dirán que lo han leído de niños, o bien de adultos a sus hijos o alumnos. Si se les interroga sobre la extensión del libro que leyeron, posiblemente las personas entrevistadas hablarán de unas pocas páginas, y quizá algunos dirán que se trata de una novela de más de treinta capítulos. Pero este último grupo, será el de una minoría.

Puede que muchas de estas personas manifiesten su decepción al descubrir que lo que ellos habían tomado por Pinocho, un pequeño libro de una docena de páginas, no era sino una de las muchas adaptaciones que serruchan, podan y encastran fragmentos, hasta obtener esas malas copias que poco o nada tienen que ver con el texto original. CONTINUAR LEYENDO

Los cuentos de Charles Perrault, ¿cuentos maravillosos o documentos históricos? Por Susana Navone

Charles Perrault vivió entre 1628 y 1703, en pleno siglo de Luis XIV. Fue contemporáneo de Molière, Racine y La Fontaine. Miembro de la Academia Francesa, así como de las Academias de Pintura, de Escultura y de Ciencia, tuvo los cargos de Canciller de la Academia de Letras y Controlador general de los edificios y jardines de Francia. Habitaba una casa con acceso a los jardines del Palacio Real y tenía, además, un gabinete en la casa de su protector, Colbert, el primer ministro, y una cámara en Versalles. Desde joven se dedicó a escribir. Escribió libros en verso, sátiras, libros de arte y de caza, biografías de hombres ilustres, obras de tema mitológico. La obra por la cual fue famoso en su época es Paralelos, una serie de volúmenes en los que trata de demostrar la superioridad de los modernos sobre los antiguos. Hizo traducciones del latín y escribió sus memorias. Sin embargo, pasó a la posteridad por un librito de cuentos, escrito ya pasados los sesenta años, que ni siquiera se molestó en firmar. CONTINUAR LEYENDO
Fuente: Revista Imaginaria

Juan erizo, un cuento de los Hermanos Grimm

Érase una vez un rico campesino que no tenía ningún hijo con su mujer. A menudo cuando iba con los demás campesinos a la ciudad éstos se burlaban de él y le preguntaban por qué no tenía hijos. Una vez se puso muy furioso y cuando llegó a su casa dijo:

-¡Yo quiero tener un hijo! ¡Aunque sea un erizo!

Su mujer entonces tuvo un hijo que era de mitad para arriba un erizo y de mitad para abajo un niño, y cuando vio a su hijo se asustó mucho y dijo:

-¿Lo ves? ¡Nos has echado encima una maldición! SEGUIR LEYENDO

Historia de una madre. Un cuento de Hans Christian Andersen

HISTORIA DE UNA MADRE
Hans Christian Andersen

Estaba una madre sentada junto a la cuna de su hijito, muy afligida y angustiada, pues temía que el pequeño se muriera. Éste, en efecto, estaba pálido como la cera, tenía los ojitos medio cerrados y respiraba casi imperceptiblemente, de vez en cuando con una aspiración profunda, como un suspiro. La tristeza de la madre aumentaba por momentos al contemplar a la tierna criatura. Llamaron a la puerta y entró un hombre viejo y pobre, envuelto en un holgado cobertor, que parecía una manta de caballo; son mantas que calientan, pero él estaba helado. Se estaba en lo más crudo del invierno; en la calle todo aparecía cubierto de hielo y nieve, y soplaba un viento cortante.  CONTINUAR LEYENDO

Christmas Tree: Best Chistmas Songs of all time - Happy Xmas!

Patrick Modiano, Premio Nobel de Literatura, se define como un novelista “prisionero de su tiempo”. Traducción de su discurso al español

El novelista francés Patrick Modiano mezcló este domingo por la tarde en Estocolmo en su discurso del Nobel las grandes obsesiones que han marcado su vida y su obra: la importancia de la historia y del presente, París y la ocupación nazi de Francia durante la II Guerra Mundial, pero también también la timidez y la idea de que el narrador debe ocupar un discreto segundo plano mientras encuentra su propia voz. Modiano reivindicó el papel del escritor como testigo de su tiempo. "Un novelista está marcado de forma indeleble por su fecha de nacimiento y por su tiempo, incluso si no ha participado de forma directa en la acción política, incluso si da la impresión de ser un solitario, atrincherado en lo que llaman su torre de marfil", aseguró el autor francés durante su lectura en la Academia sueca. LEER MÁS


TRADUCCIÓN DEL DISCURSO AL ESPAÑOL realizada por Yves MOÑINO

lunes, 8 de diciembre de 2014

Visitamos el recientemente premiado colegio de Sansomendi. Un reportaje de la Cadena SER

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte les ha otorgado el Premio Nacional de Educación en la categoría "Mejora de éxito educativo” por la labor desempeñada en el centro en los últimos años.

Es un reportaje entrañable y muy ilustrativo. Os lo recomiendo. La verdad es que cada vez que lo oigo me emociono al recordar cómo encontré ese centro hace ya seis años cuando empecé a colaborar allí como asesor y ver el cambio que se ha producido. Son unas personas maravillosas.

¿Por dónde nos llevan los libros? Antonio Orlando Rodríguez

En la casa de mi niñez no había libros. Y, sin embargo, yo me convertí en lector. Leía cuanto caía en mis manos y, poco a poco, la casa se llenó de libros. Primero llegaron Andersen y los hermanos Grimm. Luego Salgari, Dumas, Scott…

La literatura me enseñó rápidamente que el mundo era más grande que mi barrio, mi ciudad o mi país. Que existían otros mundos, reales o imaginarios, y que los libros permitían conocerlos, que con ellos era posible llegar a lugares insospechados.

Leyendo Nobi, de Ludwig Renn, viajé a África en un barco negrero y vi las selvas y cómo los hombres, las mujeres y los niños eran arrancados de las aldeas y vendidos como esclavos.

Fenimore Cooper me llevó a los territorios ocupados por los ingleses y los franceses en Norteamérica, y allí tuve la suerte de conocer al último de los mohicanos.

Con la ayuda de Julio Verne, navegué por el fondo de los océanos, como polizón, en el Nautilus. Luego fui al centro de la Tierra y a darle la vuelta al mundo en 80 días. Y cuando parecía que ya no quedaba ningún sitio por conocer, Verne me metió en una bala de cañón para que volara de la Tierra a la Luna.

Después, llegaron otras revelaciones. Los libros me condujeron a un tipo de viaje distinto, pero igual de apasionante, por la geografía de la naturaleza humana. Me entregaron emociones y sentimientos que apenas vislumbraba y que viví, con intensidad, vicariamente.

En ese viaje por la Otredad, Narciso y Goldmundo me anticiparon lo que era el amor incondicional. Sufrí la injusticia con Jean Valjean y sentí, como el viejo pescador cubano de Hemingway, la felicidad de capturar el gran pez y la tristeza de perderlo. Fui Hans Castorp. Y los dos maridos de doña Flor. Y fui Mishkin, Aglaia Ivanovna y Natasha Filippovna (los tres a un tiempo). Como Raskólnikov, me creí con derecho a matar, y hasta morí de una cuchillada kafkiana, como un perro y avergonzado.

¿Por dónde nos llevan los libros? Por todas partes; por el pasado, el presente y el futuro. Pero, sobre todo, la literatura nos lleva al encuentro con nosotros mismos. A nuestro interior más íntimo y a veces desconocido. Porque una novela, un cuento o un poema, si consiguen tocarnos, nos permiten leernos en las palabras que escribió El Otro. Cuando eso sucede, la literatura se convierte en un espejo para descifrarnos. Y quizás ese sea el mayor de los viajes.

domingo, 7 de diciembre de 2014

Performarnce: Vivir sin miedo. Un grito contra la violencia de género en Colombia

Blancanieves. Enigmas y desconciertos del cuento popular. Marcela Carranza

01-Angela Barret
Blancanieves es un antiguo cuento popular de origen alemán. Fue recopilado porJacob y Wilhelm Grimm, e integró su volumen de los Kinder-und Hausmärchen(Cuentos para los niños y el hogar) publicado por primera vez en 1812.
El contexto en el que estos cuentos de origen popular fueron escritos por los hermanos Grimm resulta muy particular. En aquellos tiempos Alemania se hallaba bajo la dominación militar y cultural de Francia. La resistencia a la dominación francesa no sólo se produjo en el campo militar contra Napoleón, sino también en el intelectual. Poetas, filósofos e historiadores comenzaron a difundir un movimiento nuevo, una nueva teoría tanto del conocimiento como de las artes: el Romanticismo.
El Romanticismo alemán no sólo significó la oposición al racionalismo de la Ilustración precedente, sino un gesto político de emancipación nacional. Entre sus objetivos, el Romanticismo se proponía la búsqueda de la identidad de la nación alemana bajo el dominio extranjero. Los intelectuales románticos alemanes buscaban hallar el “alma colectiva” (volkgeist) que consideraban presente en la cultura popular. Es esta búsqueda de la volkgeist de su pueblo lo que insita a Jacob y Wilhelm Grimm a recopilar aquellos “cuentos de viejas”, narrados por los campesinos, preferentemente mujeres, para su estudio científico, preservación y difusión. CONTINUAR LEYENDO
Fuente: Revista Imaginaria