miércoles, 16 de diciembre de 2015

Palabras para todos. Asociación Entrelibros de Granada

No es la primera vez que hablamos de la Asociación Entrelibros de Granada. En esta ocasión os dejo con una entrada de su blog (Palabras para todos) que refleja una actividad de las muchas que realizan y que me ha encantado por la acción y la reflexión que la acompaña. La escultura que aparece es un añadido mío para, en su caso, hacer una tertulia artístico-literaria.

Palabras para todos

Ocurrió anoche en la Comunidad Terapéutica Cortijo Buenos Aires, en Granada. Al término de la sesión de lectura que habíamos realizado con los 16 hombres acogidos en la casa, uno de ellos, que minutos antes había rescatado de las zonas oscuras de su memoria un recuerdo muy feliz, el nacimiento de sus hijos, quiso apropiarse de uno de los poemas leídos, Mi canción, de Rabindranath Tagore, y componer con él una postal para enviarla como regalo a sus hijos. Impresionado, quiso que las palabras del poeta bengalí también fuesen sus palabras y decirles a través de Tagore lo que él consideraba que debía decirles. De nuevo nos dábamos cuenta de que la literatura, cuando se hace presente de una forma profunda, serena, libre, afecta e importa a cualquier persona, aunque durante su vida haya mantenido con ella una relación hostil. Quienes ayer escuchaban y dialogaban con los textos abiertamente, desde sus más hondas emociones, no habían mantenido una relación cordial con la palabra poética, pero anoche pudieron comprobar que las hermosas palabras de la literatura también habían sido escritas para ellos y les alentaba a hablar, a recordar, a emocionarse, a sentirse capaces y esperanzados.

Reproducimos aquí una de las versiones del poema de Rabindranath Tagore.

Paternidad consciente
Escultura de Ramón Conde
Mi canción

Esta canción te envolverá en su música,
hijo mío, como un cálido abrazo de amor.

Mi canción rozará tu frente
como el beso con el que te bendigo.

Cuando te duela la soledad,
esta canción mía estará a tu lado,
susurrándote al oído;
cuando una multitud te rodee,
te protegerá sin sofocarte.

Mi canción dará alas a tus sueños y conducirá
tu corazón hasta la frontera del misterio.
Cuando la noche oscurezca tu camino,
te guiará como la estrella más confiable.

Mi canción brillará en tus ojos
y llevará tu mirada hasta la esencia de todo.
Y cuando la muerte silencie mi voz,
mi canción te hablará, hijo mío,
desde lo más profundo de tu corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario